Este Jueves 15 de Junio fue el primer Mastermind sobre Tartamudez del proyecto Meacepto.com. Fuimos 26 personas con valentía, actitud y ganas de querer vivir una nueva realidad. Me siento feliz por haber podido compartir con gente tan maravillosa en la cual todos de alguna manera nos pudimos ver reflejados. Esa es la magia de estos talleres, que cuando los otros hablan, en realidad te estás mirando a ti mismo. 

Deja de viajar al pasado o al futuro

Empezamos con una intro del proyecto, que el objetivo es y será entregar herramientas y compañía a todas las personas que estén viviendo su proceso de aceptación personal, pasando por la tartamudez, ansiedad, penas, cuerpo, etc. Todo estos son las formas en que se expresan nuestros temores. Cuando nos quedamos en el pasado, sufrimos. Cuando nos desesperamos por el futuro, la ansiedad se multiplica. La clave está en dejar de repetir ese ciclo infinito y permanecer en el momento presente, que es la llave para aceptarse y amarse tal como somos.  

Las reacciones de los demás son nuestros miedos

Luego, pudimos escuchar testimonios de personas valientes que ganas de expresarse y sentirse escuchadas, respetadas y queridas. Tan solo cuando alguien dice su primera palabra, ya puedes tener una idea de quién es o que siente. He ahí otro punto clave importante a recordar, que no nos importe como los demás nos están evaluando cuando nos expresamos, sino que lo único relevante sea quedarnos en nosotros. Cuando el otro te mira extraño, hace alguna mueca o su mirada cambia, es porque estás dejando proyectar tus miedo en los demás.

El universo funciona en permanente equilibrio

Algo que compartimos mucho y creo que a varios puede ayudar es el hecho de decir lo que nos sucede o sentimos. Cuando por ejemplo nos entrevistan o compartimos con alguien nuevo, creo que es muy sano decir “hey, sabes que me pasa esto o tengo esto otro.” Creo que cualquier persona es capaz de valorar esa valentía y honestidad, por ende su única misión de ahí en adelante será aprender contigo. Por cierto, tu le estarás enseñando muchísimo. He ahí una tercera clave. El universo funciona en permanente equilibrio. Está en nosotros entregar para recibir, y lo que recibimos depende exclusivamente del contenido de lo que entregamos.

Los temas que más se repitieron fueron:

  • La falta de constancia en realizar alguna actividad que nos permita aceptarnos.
  • Cómo influye la alimentación en nuestro organismo, en nuestro bienestar.
  • Nos olvidamos de donde está el foco. Facilidad para perder la conexión del momento presente.
  • La tartamudez o cualquier otro tema de aceptación es solo el síntoma o como se muestra a los demás. El problema está en que cómo pensamos acerca de lo que tenemos, acerca de nosotros.
  • Existe un tremendo vacío en lo que aparentamos ser y en lo que realmente somos. Entre medio se encuentran nuestros miedos. Sé tu.
  • Nuestra familia es un factor muy importante al momento de transmitir los miedos. Incluso, se pueden transmitir entre generaciones.
  • Dejemos de actuar en piloto automático. Traigamos nuestras conductas subconscientes a consciente. Preguntémonos por qué estamos pensando o siendo de una determinada manera. 

Para terminar, hicimos un potente ejercicio de visualización donde pensamos y sentimos viéndonos en la realidad que queríamos estar. La idea es vibrar permanentemente en esa realidad, porque si eres capaz de pensarla, eres capaz de crearla.

La mente no distingue lo que vivimos como realidad de lo que pensamos. Nuestros pensamientos influyen directamente en nosotros y nuestro entorno, es por eso que hay estar consciente de cómo nos tratamos. Seamos más amables con nosotros.

¿Te interesa asistir a los próximos talleres de aceptación personal? Será el mejor regalo que te puedes dar. ¡Suscríbete!

2 Comments