Había una vez...

Hussam fue un niño que nació con la condición de la tartamudez, no entendía bien por qué pero no podía hablar con fluidez. Estaba en el colegio, cuando optó por no dar más presentaciones orales. Sudaba cada vez que alguien le preguntaba algo; la ansiedad se multiplicaba por mil.

Era frustrante para Hussam cuando tenía cerca de 13 años no poder expresar lo que pensaba, sentía o quería decir. Más aun, no saber el origen de su condición o tratamiento para poder expresarse con tranquilidad.

Entonces, cuando un día nada más le importó que afrontar a la tartamudez cara a cara, que no tenía que preocuparse más por cómo lo verían los demás. Decidió mirar cara a cara su máximo rival hasta ese minuto…

Pasando por tratamiento chamánicos hasta farmacéuticos, hoy Hussam puede decir que existe un camino. Ese camino es la aceptación personal. Pero.. ¿cómo lo logró?

Aprendió a relacionarse de mejor manera con el. Gracias a lo que creía que eran sus debilidades, hoy son sus fortalezas. Y una herramienta concreta que le ayudó en su camino lo fue la meditación, o lo que hoy se conoce más alrededor del mundo como Mindfulness.

Por eso, quiero compartir este viaje contigo. Porque quiero vivir en un mundo más amable, con más empatía y consciencia. Es cosa de que tomes la decisión ;)

¿CONVERSEMOS?

Me ayudará a entender mejor lo que buscas :)