Y justo en este momento de la vida donde tantas personas publican en las redes sociales sus relatos de viajes, lugares, colores, experiencias, donde nuestra generación evidencia que el hacer una familia o adquirir bienes materiales pasa a un segundo plano. Lo que queremos es justamente eso, descubrir otras formas de vida, otras culturas, sabores y costumbres.

Suena paradójico que justo conozcamos perfectamente cada rincón de nuestra casa, conocemos también nuestros seres amados pero pocas veces nos conocemos a nosotros mismos

Se viene a mi mente un viaje, a mi modo de ver el mejor de todos, el que evitamos porque desde que estamos pequeños socialmente nos frenan hacerlo y que en el momento que tomamos la decisión de emprenderlo nos produce miedo, rabia, dolor pero también curiosidad de descubrir que hay allí al otro lado, ese hermoso lugar donde están todas las respuestas y es nuestro interior. Suena paradójico que justo conozcamos perfectamente cada rincón de nuestra casa, conocemos también nuestros seres amados pero pocas veces nos conocemos a nosotros mismos, y es que nos produce tanto miedo hacer ese viaje a nuestro interior que cuando hay algún asomo de el o alguien nos lo muestra, reaccionamos en defensa.

Hace más de un año emprendí este viaje del que les hablo, el cual cambió mi vida dándole un giro de 180°, en la ruta lloré, sufrí, porque cuesta descubrir que hay terrenos en tu vida inhóspitos y de los cuales al principio asustan porque no sabes cómo manejarlos, por dónde empezar pero siempre lo asocio como cuando vas a aprender a montar bicicleta, alguien te debe enseñar, al principio pierdes el equilibrio, te caes, te lastimas, duele pero si no lo intentas de nuevo, no aprenderás y llega justo ese momento donde ya adquieres confianza y experimentas nuevas sensaciones, esas que te dan tranquilidad, libertad y paz.

debes amarte así como estás y los cambios fluirán
 Alejandra Vallejo, 28 años. Medellín, Colombia.

Alejandra Vallejo, 28 años.
Medellín, Colombia.

Cuando descubres todas esas cosas de ti que no sabías que existían, que nunca pasaron por tu mente, que lo que no es tan bueno lo puedes utilizar a tu favor porque ya lo conoces y sabes cómo se maneja, entras en un estado de aceptación donde amarte es lo más importante con cualidades y defectos, descubres que el estado de perfección que te pinta la publicidad no existe, que debes amarte así como estás y los cambios fluirán no porque esos comportamientos que debes modificar sean un asunto de arte de magia, sino porque los aprendiste a manejar tan bien que sin darte cuenta los modificas o van desapareciendo… y vos ¿cuándo te aventuras a realizar ese maravilloso viaje? Y si ya lo hiciste ¿te gustaría mostrarle a los demás la paz que se experimenta realizarlo?

Comment